Toxina Botulínica para el Bruxismo

¿SABÍAS QUE EL BRUXISMO SE PUEDE TRATAR CON TOXINA BOTULÍNICA?

El uso de toxina botulínica para el tratamiento del bruxismo sigue siendo ampliamente desconocida.

Sin embargo, en mi experiencia resulta de gran utilidad para aquellos pacientes que no toleran o no responden adecuadamente a las férulas de descarga.

Si es tu caso, solicita una primera visita para realizar una valoración y comprobar si este tratamiento puede ser adecuado para ti.

INDICACIONES

Aunque el bruxismo se trata habitualmente mediante el uso de las conocidas como “férulas de descarga”, éstas no reducen significativamente el volumen de la musculatura hipertrofiada ni constituyen una solución ideal para aquellos que sufren de bruxismo. Por ello, cada vez más pacientes solicitan un tratamiento que les permita complementar o incluso sustituir la férula, a menudo incómoda.

La toxina botulínica, empleada en un gran número de indicaciones médicas(contracturas, hipersialia por parálisis cerebral, hipertonía esfinteriana, cefaleas…) y estéticas (arrugas dinámicas, bandas platismales…) ha demostrado ser una gran aliada del paciente bruxista. Gracias a la relajación de la musculatura maseterina, se logra proteger del desgaste mecánico tanto la dentición como la articulación temporomandibular, gran perjudicada de este trastorno. Además, la reducción de la fuerza del músculo masetero se acompaña de una reducción de su volumen, dando lugar a un afinamiento del rostro, a menudo ensanchado por la hipertrofia muscular.

¿EN QUÉ CONSISTE EL TRATAMIENTO PARA EL BRUXISMO?

El tratamiento consiste en la administración de toxina botulínica (Botox / Vistabel / Azzalure) en el interior del músculo masetero. No suele durar más de 10 minutos y es prácticamente indoloro, por lo que no es necesaria la aplicación de anestesia local. Los resultados empiezan a notarse al cabo de unos pocos días y, en función del grado de hipertrofia, la reducción de volumen es visible a partir de las 3-4 semanas.

RECOMENDACIONES ANTES DEL TRATAMIENTO

No es necesario seguir ningún protocolo de preparación.

¿CÓMO ES LA RECUPERACIÓN?

Al igual que con sus indicaciones estéticas, el tratamiento con toxina botulínica requiere de refuerzos periódicos, que suelen realizarse a los 7 meses.

¿Te llamamos?

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad*

Le informamos que los datos de carácter personal que nos proporcione rellenado el presente formulario serán tratados por ALEJANDRO MAZARRO CAMPOS. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales solicitados es el envío de información relacionado con el motivo de consulta, ya sea vía e-mail, SMS, Whatsapp® o llamada telefónica. Los datos personales y de contacto podrán ser cedidos a los respectivos equipos de marketing / atención al cliente de la(s) clínica(s) donde colabora el Dr. Mazarro para contactar con el solicitante. El usuario consiente además que sus datos de contacto sean tratados por ALEJANDRO MAZARRO CAMPOS con la finalidad de informarle por medios electrónicos u otros sobre nuevos productos y servicios relacionados con su actividad con finalidades publicitarias y promocionales. Al marcar la casilla de aceptación está dando su expreso y legítimo consentimiento para que sus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión a través del correo electrónico info@drmazarro.com

¿Prefieres contactar vía Whatsapp?
Escríbenos al tlf 644534515 para contactar directamente vía Whatsapp con el equipo del Dr. Mazarro.