Tratamientos estéticos con bótox: para que está indicado y qué contraindicaciones tiene

Los tratamientos estéticos con toxina botulínica de tipo A, conocida comúnmente por su nombre comercial, Bótox, son, desde hace dos décadas, de los más demandados del mundo para atenuar las líneas de expresión y disimular así las arrugas. Su precio no demasiado elevado, sus efectos inmediatos -aunque temporales- y, sobre todo, que no hay que pasar por el quirófano lo convierten en un tratamiento estético con muchas ventajas. Sin embargo, al tratarse de un medicamento, tampoco está libre de efectos secundarios y contraindicaciones.

Qué es exactamente el bótox y cómo funciona

Conocemos a la toxina botulínica tipa A como Botox porque fue el primer nombre con el que se comercializó. Se trata de una sustancia, concretamente una proteína “generada por la bacteria Clostridium botulinum. Esta molécula interfiere en la transmisión nerviosa provocando una parálisis temporal y reversible de la musculatura”, explica la doctora. Esto explica que atenúe las arrugas dinámicas, es decir, aquellas que se producen por la expresión del músculo o contracciones musculares.

El Botox “interfiere con la conexión neuromuscular produciendo una parálisis temporal y reversible del músculo tratado. Esta parálisis temporal frena la aparición de las famosas arrugas de expresión, permitiendo la generación de matriz extracelular (colágeno, elastina, ácido hialurónico…) en la zona de la arruga, lo que suaviza o elimina las arrugas asociadas al envejecimiento o a expresiones utilizadas como estrés, tristeza o mal humor”, aclara la doctora.

No para todo el mundo

Aunque es un tratamiento muy seguro, la inyección con toxina botulínica está contraindicadas para algunos pacientes, especialmente “personas que presenten sensibilidad a la toxina o a cualquiera de sus excipientes y personas con miastenias, es decir que estén afectadas sus uniones neuro-musculares”, aunque son afecciones que suelen estar diagnosticadas previamente y no son muy frecuentes.

Tampoco deberían someterse a un tratamiento con Botox “las personas con infecciones en los lugares de inyección, que deberán esperar a la resolución de estas para poderse realizar el tratamiento”.

SECPRE (Sociedad Española de Cirugía Plástica reparadora y Estética) señala, además, que la toxina botulínica está contraindicada también en el embarazo, en pacientes tratados con anticoagulantes y en aquellos que padecen coagulopatías.

¿Puede ser peligrosa?

La toxina botulínica está producida por la bacteria Clostridium botulinum, que es la misma que produce botulismo, una enfermedad que suele trasmitirse a través de una intoxcación alimentaria y que puede llegar a ser muy peligrosa, por eso la OMS también advierte en su web sobre los posibles, aunque poco probables peligros de los tratamientos estéticos con Botox por este motivo.

La doctora, sin embargo, asegura que es complemente segura, “la toxina botulínica usada en los tratamientos de estética está altamente purificada y diluida en concentraciones muy lejos de la toxicidad que puede provocar la toxina generada directamente por la bacteria Clostridium Botilinum. Los casos de botulismo se producen por la ingesta de comida en la que está presente la bacteria o la toxina que esta genera. El tratamiento estético con toxina botulínica es un tratamiento seguro y el más eficaz contra las arrugas de expresión”.

Por ello, desde SEME (Sociedad Española de Medicina Estética) aconsejan ponerse siempre en manos de médicos profesionales para realzar cualquier tipo de tratamiento de estas características.

Fuente: 20minutos

¿Te llamamos?

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad*

Le informamos que los datos de carácter personal que nos proporcione rellenado el presente formulario serán tratados por ALEJANDRO MAZARRO CAMPOS. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales solicitados es el envío de información relacionado con el motivo de consulta, ya sea vía e-mail, SMS, Whatsapp® o llamada telefónica. Los datos personales y de contacto podrán ser cedidos a los respectivos equipos de marketing / atención al cliente de la(s) clínica(s) donde colabora el Dr. Mazarro para contactar con el solicitante. El usuario consiente además que sus datos de contacto sean tratados por ALEJANDRO MAZARRO CAMPOS con la finalidad de informarle por medios electrónicos u otros sobre nuevos productos y servicios relacionados con su actividad con finalidades publicitarias y promocionales. Al marcar la casilla de aceptación está dando su expreso y legítimo consentimiento para que sus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión a través del correo electrónico info@drmazarro.com

¿Prefieres contactar vía Whatsapp?
Escríbenos al tlf 644534515 para contactar directamente vía Whatsapp con el equipo del Dr. Mazarro.