¿Se pueden eliminar las cicatrices del acné?

Sin duda, el acné es un problema en el momento en el que se padece, pero, además, deja secuelas en forma de cicatrices. Por eso, lo primero que les preguntamos a dos expertos en cuidado de la piel es lo siguiente: ¿se puede prevenir la aparición de dichas marcas?, ¿cuál es el tratamiento?  “Hasta no hace mucho, lo que siempre se recomendaba era no manipular las lesiones de acné para evitar la formación de cicatrices. Si bien esto es cierto (¡no se deben tocar las lesiones!) se ha visto que hay pacientes con lesiones poco inflamatorias, pequeñas, que no se manipulan… y que aun así cada ‘granito’ que tienen les deja cicatriz. Hay una predisposición genética al desarrollo de cicatrices, por distintas moléculas que afectan a la capacidad de regeneración de la piel, por lo que no siempre es fácil prevenirlas. Cuanto antes se empiecen a tratar, mejor”

La importancia de actuar pronto

La prevención y una actuación temprana frente a este problema es fundamental. “Para prevenir las marcas de acné es importante hacer un buen tratamiento y disminuir el componente inflamatorio de la enfermedad. Ante un brote de acné, deberíamos acudir a un especialista para que valore el problema y nos aconseje el mejor tratamiento”. Y es que está claro que, en este caso, más vale prevenir.

Para acnés en fases iniciales bastará con tratamientos tópicos en geles y cremas. “Si el acné es moderado y con lesiones ya marcadas vienen muy bien los antibióticos orales del tipo de las tetraciclinas y van a ser muy eficaces en gente joven. En el acné adulto tienen peor respuesta. Para mujeres en edad adulta habrá que recurrir a tratamientos antiandrogénicos, porque muchas veces el acné tiene un componente inflamatorio intenso por las alteraciones hormonales y en estos casos hay que hacer tratamientos con espironolactona o con anticonceptivos”, nos detalla.

-Luego nos encontramos con los casos más severos de acné, en los que hay que recurrir a un derivado sintético de la vitamina A que es la isotretrinoína. “Es el tratamiento antiacné más eficaz, es muy bueno, pero hay que hacer controles hepáticos porque en dosis altas puede alterar las enzimas hepáticas y el colesterol. Por otra parte, para reducir el componente inflamatorio existe la terapia fotobiónica o biofotónica, que son luces que favorecen que disminuya el componente inflamatorio y que se vaya resolviendo el problema en la etapa activa. Es importante también para evitar las marcas, tener la piel muy hidratada y usar cosmética de limpieza por la mañana y por la noche”.

¿Hay distintos tipos de marcas producidas por el acné?

“Podemos distinguir marcas atróficas, hipertróficas y queloideas. Las queloideas son cicatrices gruesas que salen de la zona de la lesión inicial, son más típicas de otras patologías, pero sí que existen relacionadas también con el acné. Las más frecuentes son las atróficas o en pica-hielo, que son hundimientos en la piel, que van acompañados con mala calidad cutánea y poca elasticidad. Y las hipertróficas, que son elevaciones en la piel rosaditas. Aparte de cicatrices suele haber hiperpigmentaciones que pueden irse solas pero que a veces requieren tratamientos despigmentantes”, nos detalla.

¿Se pueden eliminar?

Una vez que tenemos el problema, que la cicatriz aparece, ¿podemos acabar con ellas? En este caso, el doctor es claro: “Nunca hablamos de ‘eliminar’ cicatrices, sino de ‘mejorarlas’, ya que, sobre todo en el caso de las atróficas, es complicado que se eliminen por completo; sin embargo, al tratar las manchas rojas, sí podemos conseguir un aclaramiento completo o casi completo. Para ello utilizamos principalmente láseres (vascular para las rojas, y fraccionados ablativos y no ablativos para las atróficas), y otras técnicas como la subcisión (insertar una aguja o cánula para ‘despegar’ el tejido fibrótico que tira hacia abajo de la piel), incluso si las cicatrices son pocas, se pueden ‘extirpar’ con cirugía”, nos detalla.

En líneas generales, podemos decir que se pueden mejorar todas las cicatrices con tratamientos adecuados, pero no se van a eliminar del todo, en los casos de cicatrices atróficas y sobre todo si llevan mucho tiempo, es difícil”, nos cuenta la doctora. “Las hipertróficas es más fácil que sí se eliminen del todo. Cuanto antes se traten mejores resultados obtendremos, así que lo mejor es ponerse en manos de un buen profesional que valore el tipo de cicatriz y cuál es el mejor tratamiento para mejorarla o eliminarla del todo”, añade.

Los tratamientos más adecuados

Les preguntamos a los expertos qué tratamientos son los más adecuados para conseguir eliminar la cicatrices causadas por el acné. “El tratamiento de la cicatriz va a depender de cómo sea la cicatriz”, nos cuenta la doctora.

  • En su opinión, si son cicatrices suaves, en primer lugar, aconsejamos un tratamiento de hidratación, para dar elasticidad a la piel, y segundo, podemos recurrir a los rodillos de microagujas que van pasando por la piel estimulando la formación de colágeno (si ponemos algún producto químico que estimule esa regeneración cutánea, aún será mayor). También se pueden hacer peelings químicos suaves del tipo ácido salicílico y microdermoabrasión.
  • Para cicatrices más importantes, se puede recurrir a peelings más profundos como ele de tricloroacético o tratamientos más intensos con láser. “En este sentido tenemos que distinguir las cicatrices atróficas de las hipertróficas. Para las atróficas podemos usar ácido hialurónico, rellenado cada uno de los huecos, así elevamos el hundimiento, estimulamos la síntesis de sustancias alrededor de la cicatriz favoreciendo la calidad de la piel. Y también con láseres CO2 en un aspecto ablativo o no ablativo, bien para reducir los hundimientos, bien para estimular la formación de colágeno y elastina y del hialurónico a ese nivel. En el caso de las cicatrices hipertróficas, podemos recurrir a la inyección de corticoides, bien directamente o bien previa crioterapia, congelando la zona de la piel e inyectando el corticoide después. En estos casos la respuesta al tratamiento es lenta, hay que tener paciencia”, nos cuenta la doctora, que añade que también se puede usar el láser tipo Switched para evitar las hiperpigmentaciones que quedan sobre las cicatrices.
  • Y una vez que mejoran, qué tenemos que hacer?

    Es una duda que les surge a muchos pacientes: una vez que las tratamos y conseguimos que mejoren, ¿no vuelven a aparecer? ¿Qué cuidados requiere la piel a posteriori? “Una vez que hemos tratado una cicatriz de acné y hemos conseguido un buen resultado, la cicatriz no vuelve a aparecer. Pero si el acné está activo pueden volver a aparecer otras cicatrices, así que habrá que prevenirlas con las medidas que hemos comentado”, nos cuenta la doctora. “Respecto a los cuidados de la piel después de los tratamientos de las cicatrices: hay que ser muy estrictos con la higiene facial para que no haya colonización de bacterias en la piel y usar agentes hidratantes que den elasticidad a la piel de tal manera que esté muy jugosa y que el aspecto sea mejor. También se pueden seguir usando láseres no ablativos que estimulen la formación de colágeno o tratamientos de redensificación cutánea con ácido hialurónico para continuar mejorando la calidad de la piel. En casa podemos usar cremas con ácido azelaico de mantenimiento y, por supuesto, esencial utilizar a diario protección solar, incluso en invierno y si está nublado”, nos explica la experta.

    Tras cada sesión de láser, dependiendo de cuál se haya utilizado, puede ser necesario emplear cremas con antibiótico, antiinflamatorios, cremas reparadoras… Lo más importante para que no vuelvan a aparecer las cicatrices es tener controlado el acné, ya sea con tratamiento tópico, oral, combinado…

    ¿Y si aparece un nuevo brote de acné, cómo debemos actuar? “Si aparece un brote nuevo de acné hay que acudir al especialista, para poner en marcha los tratamientos de los que hablamos al principio para evitar que haya inflamación y prevenir así las cicatrices”, nos cuenta la doctora . La clave,  es acudir cuanto antes al dermatólogo, para que indique uno u otro tratamiento para atajarlo cuanto antes y minimizar el riesgo de nuevas cicatrices.

    Fuente: Hola

¿Te llamamos?

    He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad*

    Le informamos que los datos de carácter personal que nos proporcione rellenado el presente formulario serán tratados por ALEJANDRO MAZARRO CAMPOS. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales solicitados es el envío de información relacionado con el motivo de consulta, ya sea vía e-mail, SMS, Whatsapp® o llamada telefónica. Los datos personales y de contacto podrán ser cedidos a los respectivos equipos de marketing / atención al cliente de la(s) clínica(s) donde colabora el Dr. Mazarro para contactar con el solicitante. El usuario consiente además que sus datos de contacto sean tratados por ALEJANDRO MAZARRO CAMPOS con la finalidad de informarle por medios electrónicos u otros sobre nuevos productos y servicios relacionados con su actividad con finalidades publicitarias y promocionales. Al marcar la casilla de aceptación está dando su expreso y legítimo consentimiento para que sus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión a través del correo electrónico info@drmazarro.com

    ¿Prefieres contactar vía Whatsapp?
    Escríbenos al tlf 644534515 para contactar directamente vía Whatsapp con el equipo del Dr. Mazarro.